Usted está aquí

Manuel Jesús Sepúlveda Rebolledo, obrero maderero

Manuel Jesús Sepúlveda Rebolledo (12 de diciembre de 1945)

El 9 de octubre de 1973 un convoy militar procedente del Regimiento Cazadores de Valdivia con 90 efectivos y bajo las órdenes de un Capitán de Ejército, arribó a la localidad de Futrono, Provincia de Valdivia. En su marcha,  van recogiendo  hombres que se encontraban detenidos en los cuarteles policiales. En Llifén recogen a un joven de 27 años, obrero maderero, Manuel Jesús Sepúlveda Rebolledo, miembro del Sindicato Esperanza Obrera.  Continúan subiendo hacia la cordillera por Arquilhue, Curriñe, Chabranco, ante la mirada de mujeres, niños y otros hombres testigos de esta marcha.

Llegan a los Baños de Chihuio, famosos por sus aguas termales, y se instalan en  una casa patronal. Esa misma noche, los prisioneros son ejecutados en  rivera del Río Chin Chin.  No se escuchan disparos. El cuerpo de Manuel Jesús, junto con 17 compañeros, quedó en ese lugar por quince días cubierto solo con ramas, luego de lo cual  fue enterrado en el mismo lugar en una improvisada fosa común. En 1978 llegó a la zona personal de civil, quienes organizaron la exhumación de su cuerpo  junto con el de sus compañeros, trasladándolos a otra fosa común en el Cementerio de Valdivia.

A su mujer, Adelina Rothen Gutierrez nada le informaron, “Al no regresar mi marido junto con otras señoras  fuimos a averiguar por él a Valdivia no logrando ninguna información; pero a los días después el contador de la Administración me mandó a decir que fuera a Valdivia a la División de Ejército con mi Libreta de Matrimonio”. 2000 pesos recibió de pensión.