Usted está aquí

Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Autor: 
María José Ferrada y Karina Letelier
Datos de publicación: 
Fundación de Documentación y Archivo de la Vicaría de la Solidaridad, 2020

"La mujer había pasado muchos años cuidando su huerta y conocía mejor que nadie los árboles, los insectos, los frutos y las flores que crecían ahí.
Cada tarde, se sentaba en una silla y decía en voz alta los descubrimientos del día:
“La estación preferida del tomate es el verano”.
“La abeja es la mejor amiga de las dalias”.
“La cebolla usa abrigos transparentes”.
Y aunque había algunos que pensaban que la estación preferida del tomate era en realidad la primavera, que las mejores amigas de la abeja no eran las dalias sino las margaritas y que lo que llevaba la cebolla no eran abrigos sino vestidos, todos en el puedo escuchaban a la mujer, le agradecían y la tarde se volvía amable como un pájaro amarillo".

Artículo 19.

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.