Usted está aquí

Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

"Ese niño y esa niña
lo notaron al mirar por la ventana:
las flores necesitan el cariño del agua
los caracoles necesitan la ternura de la luz
el árbol necesita el abrigo del sol.

“Como nosotros”, dijo el niño.
“Como nosotras”, dijo la niña.

Y luego se fueron corriendo a jugar
porque afuera el día comenzaba y los estaba esperando"

Artículo 5.
Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.