Usted está aquí

Abel José Carrasco Vargas tenía 39 años cuando fue detenido.

Era obrero de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA), trabajaba en la Central El Toro y era militante del Partido Socialista.
Fue detenido en su domicilio en Villa Los Canelos y llevado al recinto policial de Antuco. Según se informó a su familia, desde ese lugar fue trasladado hasta el Regimiento de Los Angeles, donde varios testigos confirman haberlo visto. De allí su rastro se pierde para siempre.