Usted está aquí

Mario Omar Belmar Soto, Jefe de la Central Hidroeléctrica de Rapel

Tenía 30 años cuando fue detenido el 13 de septiembre de 1973 en la Central eléctrica "El Abanico", lugar al que había concurrido una semana antes por motivos de su trabajo en la Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA).
Su hermana, Edulia Belmar Soto, señala que Mario se comunicó con ella el día 11 de septiembre de 1973, alrededor de las 10:00 horas, indicándole que iba a obtener un salvoconducto para viajar a Rapel y estar presente en su cumpleaños. Poco después, alrededor del medio día, fue su esposa Gladys Figueroa Barría, quien recibió un llamado informándole que Mario Belmar Soto se encontraba hospitalizado en el Hospital de Los Angeles con una herida a bala en una de sus piernas. Su familia concurrió a todos los hospitales y posibles centros de detención, pero todas las diligencias resultaron infructuosas. Su esposa señaló haber visto el automóvil de color verde agua de Mario Belmar, estacionado en un costado derecho. camino cerca de Antuco, el cual presentaba impactos de bala en su