Usted está aquí

La deuda externa, una violación más a los derechos humanos