Usted está aquí

Discurso pronunciado por el Vicario de la Solidaridad, Monseñor Santiago Tapia con motivo de conmemorarse la edición No. 200 de la revista Solidaridad